<
>

Alonso, Bellinger, Trout y Yelich, los cuatro peloteros que pueden pegar 50 jonrones

play
Niño enloquece cuando Vlad Jr. le firma su bola (0:17)

Previo al encuentro entre Blue Jays y Rays, Guerrero se acercó a un pequeño para firmarle la pelota, y la reacción del niño es imperdible. (0:17)

Lo entiendo bien: batear 20 jonrones no es lo que solía ser. Que un pelotero sume treinta cuadrangulares en 2019 podría apenas inspirar un bostezo al final de la temporada, y hasta 40 vuelacercas podrían causar que se diga simplemente: “Pues bien, esa fue una buena temporada”.

Pero, vamos, 50 jonrones siguen siendo 50 jonrones y contamos con cuatro peloteros con excelentes probabilidades de alcanzar dicho umbral: Mike Trout tiene 43, Cody Bellinger y Pete Alonso con 42 y Christian Yelich le pisan los talones, con 41 jonrones. Vimos en 2017 como varios sluggers alcanzaron los 50 cuadrangulares, como fue el caso con Giancarlo Stanton y Aaron Judge; no obstante, solo en dos campañas más de dos jugadores sumaron 50 vuelacercas: 2001 (Barry Bonds, Sammy Sosa, Luis González y Alex Rodríguez) y 1998 (Mark McGwire, Sosa, Ken Griffey Jr. y Greg Vaughn).

Independientemente de su criterio sobre la pelota viva de 2018, o lo que piensen de algunos de los peloteros del pasado ayudados por sustancias prohibidas, tenemos actualmente la oportunidad de presenciar un raro cuarteto de sluggers. A continuación, analizamos la actual carrera por el liderato de jonrones y los aspectos en los cuales nuestros cuatro sluggers se han destacado y cómo les podría ir en los tramos decisivos de la temporada regular (todas las estadísticas mencionadas fueron compiladas hasta la jornada del domingo, aunque Alonso y Trout no jugaron el lunes, mientras que Bellinger bateó de 3-0 y Yelich de 2-2 con par de boletos).


Cody Bellinger

Jonrones: 42. Mantiene ritmo para sumar a final de temporada: 52.

Áreas: 23 halados, 15 al jardín central, 4 hacia la barda contraria.

Conteos favoritos: 6 HR cada uno en conteos 0-0, 1-2 y 2-2.

Equipo al cual ha castigado más: .370/.443/.907, 8 HR en 13 partidos contra los Arizona Diamondbacks.

Pitcheo que ha destruido: 17 de sus 42 jonrones se han conectado contra rectas de cuatro costuras (y nueve más contra rectas de dos costuras/sinkers).

Después de haber sufrido una mala racha de jugador de segundo año en 2018, Bellinger hizo algunos ajustes durante la temporada baja de la mano de los coaches de bateo Robert Van Scoyoc y Brant Brant, siendo el más notable el acercarse más al plato… muchísimo más. Ahora, se ubica justo encima del plato, la parte trasera de su pie izquierdo se incrusta en la esquina frontal de la caja de bateo, su codo al frente cuelga sobre la parte de adentro del plato, retando así a los pitchers a lanzarle por dentro. La meta era que Bellinger se acercara más al swing y carga que tenía como novato en 2017, cuando sumó 39 vuelacercas.

Usualmente, un bateador se mueve más cerca del plato para conseguir mayor cobertura del plato: el tercio exterior del plato ahora se siente como un pitcheo por todo el medio. El riesgo radica en quedar atascado adentro, especialmente a la hora de enfrentar rectas que pasan por encima de las manos. Bellinger ha mejorado cuando recibe pitcheos por la parte de afuera del plato, aunque es interesante ver que realmente ha mejorado en su tratamiento de los pitcheos adentro:

Tercio afuera:

2018: .288/.378/.405

2019: .293/.389/.580

Tercio adentro:

2018: .171/.282/.342

2019: .288/.414/.654

Durante el año pasado, si bien se ubicaba muy por fuera del plato, confrontaba dificultades enfrentándose a los pitcheos por dentro. Su promedio de swings fallidos contra lanzamientos por dentro ha bajado del 29% al 18% y ha incrementado su promedio de líneas mientras pudo reducir su promedio de flies (una razón importante por la cual bateó para .171 contra pitcheos por dentro el año pasado). Es lo suficientemente rápido a la hora de reaccionar en la zona, por lo cual es capaz de irrumpir contra esos pitcheos. Es importante apuntar lo siguiente: después de uno de los meses de abril de mayor productividad en la historia de Las Mayores (ligó para .431 con 14 cuadrangulares), sus promedios mensuales han decaído mes por mes: .319, .272, .265 y .235 en agosto.

Aún cuenta con ocho cuadrangulares en agosto y su porcentaje de slugging en lo que va de mes es de .593; aunque se encuentra en busca de esa combinación precisa de poder y bateo para promedio que disfrutó durante los primeros dos meses.

Calendario remanente: Tiene cuatro partidos esta semana en la carretera contra Arizona y dos series contra los Rockies (aunque ambas serán en Los Ángeles), aparte de una serie a tres partidos en Baltimore que podría ser fructífera. Los Dodgers terminan la temporada de gira en San Diego y San Francisco, dos parques difíciles para botarla para la calle.

Récord que persigue: Shawn Green posee el récord de la franquicia de los Dodgers con 49 jonrones.


Mike Trout

Jonrones: 43.

Mantiene ritmo para sumar a final de temporada: 51.

Áreas: 25 halados, 16 al jardín central, 2 hacia la barda contraria.

Conteo favorito: 9 HR en conteo 2-2.

Equipo al cual ha castigado más: .323/.488/.871, 10 HR en 17 partidos vs. Texas Rangers.

Pitcheo que ha destruído: Batea para .327 con porcentaje de slugging de .939 con nueve jonrones en 49 turnos al bate contra los cambios de velocidad.

Trout ya ha igualado su tope de por vida en jonrones, pero realmente no ha cambiado mucho en su juego. Su promedio de swing sigue siendo uno de los más bajos en todas las Mayores, ubicándose en el puesto 143 entre 146 bateadores calificados. No obstante, su promedio de pelotas perseguidas es el sexto menor de las Grandes Ligas; por eso, cuando hace swing, usualmente lo hace en strike. Si hay algo que Trout ha sido capaz de hacer consistentemente a través de los años es sumar cierta cantidad de elevados en cada temporada.

Su promedio anual de flies:

2016: 25.5%

2017: 29.1%

2018: 33.3%

2019: 35.2%

Si bien Bellinger ha descosido los pitcheos adentro en 2019, esa ha sido la única área de relativa debilidad para Trout, al menos en comparación a sus cifras de 2018:

Tercio adentro:

2018: .325/.481/.625

2019: .238/.448/.476.

Trout se ha mantenido con una consistencia que raya en lo ridículo durante toda la temporada con OPS superior a 1.000 todos los meses. Sigue siendo un pelotero impecable.

Calendario remanente: Trout tiene 18 jonrones contra Rangers y Mariners; sin embargo, ya los Angels no tienen más partidos contra Seattle y solo le quedan dos encuentros contra Texas. Tienen siete partidos por disputar contra Houston, cinco ante Oakland y tres contra Cleveland, Tampa Bay y Yankees cada uno; por eso, Trout se enfrentará por lo que resta de campaña a algunos de los mejores equipos de la Liga Americana en lo que a pitcheo respecta.

Récord que persigue: Troy Glaus sigue siendo dueño de la marca interna de la franquicia, con 46 cuadrangulares.


Christian Yelich

Jonrones: 41.

Mantiene ritmo para sumar a final de temporada: 51.

Áreas: 19 halados, 10 al jardín central, 12 hacia la barda contraria.

Conteo favorito: 8 HRs en conteos 0-0 y 1-0.

Equipo al cual ha castigado más: .341/.509/.976, 8 HR en 13 partidos vs. los St. Louis Cardinals.

Pitcheo que ha destruido: Batea para .381 con 6 HR en 63 turnos al bate contra cambios de velocidad.

Al igual que Bellinger, Yelich comenzó encendido con 14 jonrones a finales de abril. Ha sido más consistente que Bellinger desde entonces, ligando para .365 en junio y .352 en julio, con OPS de .935 en mayo, su peor mes. Yelich ha confrontado problemas menores con su espalda durante el transcurso de la temporada y no ha participado en 14 partidos. Esos 14 encuentros de ausencia le han costado un estimado de cinco jonrones.

Tal como pueden ver en los conteos antes mencionados, a Yelich le gusta batear temprano en los turnos. Ha conectado otros cinco cuadrangulares en conteo 0-1; por eso, 21 de sus jonrones se han producido en el primer o segundo pitcheo de sus apariciones al plato. He aquí la comparación:

Yelich: 21 HR

Bellinger: 16

Trout: 15

Alonso: 15

Calendario remanente: Yelich ha apabullado a los Cardinals en las dos últimas campañas. Después del partido del lunes, aún tiene cinco partidos por disputar contra St. Louis. Asimismo, tiene siete encuentros más contra los Cubs y Milwaukee terminará la temporada de gira en Cincinnati y Colorado, dos plazas que son paraíso de jonroneros, además del hecho que los staffs de pitcheo de ambos clubes quedarán prácticamente agotados. Esta bien podría ser la forma perfecta de que Yelich haga una explosión tardía. No olviden su mes de septiembre histórico el año pasado, cuando bateó para .370 y ligó 10 vuelacercas.

Récord que persigue: Prince Fielder posee la marca de jonrones de la franquicia de los Brewers con 50.


Pete Alonso

Jonrones: 42.

Mantiene ritmo para sumar a final de temporada: 51.

Áreas: 18 halados, 18 al jardín central, 6 hacia la barda contraria.

Conteos favoritos: 6 HR en conteo 0-1.

Equipo al cual ha castigado más: .240/.350/.680, 7 HR en 15 partidos vs. Miami Marlins.

Pitcheo que ha destruido: Batea para .290 con porcentaje de slugging de .724 contra rectas de cuatro costuras.

Esta es una curiosidad muy interesante sobre este slugger novato: Alonso ha visto el menor porcentaje de pitcheos en la zona de strike entre los bateadores calificados en la temporada regular (Josh Bell y Bryce Harper son segundo y tercero en esta lista, respectivamente). Su promedio de pitcheos perseguidos del 30% se encuentra ligeramente por encima del promedio de las Grandes Ligas; por eso, no podemos decir que se ha beneficiado de poseer gran control de la zona de strike. Algo que ha logrado hacer es mantenerse capaz de castigar pitcheos hasta en conteos favorables al lanzador: suma 18 vuelacercas en dicha circunstancia, mejor registro de las Mayores; además, su porcentaje de slugging de .515 también es el más destacado de las Grandes Ligas.

Es obvio que Alonso, cuando logra que el conteo esté a su favor, es aún más destructivo: batea para .352/.533/.852. (Trout posee el mejor OPS en conteos favorables a los toleteros, ligando para .468/.664/1.106). Alonso tiende a hacer más swings fallidos que el resto de los bateadores aquí mencionados, aunque sigue haciendo los ajustes necesarios. Agosto ha sido uno de sus mejores meses, bateando para .302/.388/.616.

Calendario remanente: Los Mets tienen una mayor cantidad de partidos por disputar en casa, aunque Alonso ha tenido buena producción jonronera en el Citi Field, a pesar de que este parque no es muy amigable para los batazos de larga distancia. Alonso suma 21 jonrones como local en un total de 208 turnos al bate, comparado con los 20 ligados en la carretera, producto de 263 oportunidades ofensivas. Parece aprovechar bien la emoción que despierta en los aficionados de los Mets, aunque eso podría desaparecer si los Mets quedan fuera de la carrera por los playoffs. Al igual que Yelich, Alonso debe hacer maletas con rumbo a Colorado y Cincinnati, para terminar en su patio contra Marlins y Braves.

Récord que persigue: Alonso ha empatado la marca interna de los Mets; ahora, busca superar el récord de jonrones para un novato, impuesto por Aaron Judge en 2017, con 52.