<
>

Expectativas y razones para ver a Teófimo, Shakur y Verdejo

play
¡Pura acción en preliminares del MSG! (2:10)

Las presentaciones de Teófimo López, Shakur Stevenson y Félix Verdejo serán un gran atractivo adicional a la pelea estelar de Terence Crawford y Amir Khan. (2:10)

En una época donde los grandes eventos suelen ir asociados a pésimas carteleras de respaldo, las tres batallas que precederán a la pelea estelar de Terence Crawford y Amir Khan, este sábado en Nueva York, parecen la excepción que confirma la regla.

Teófimo López ante Edis Tatli, Shakur Stevenson contra Christopher “Pitufo” Díaz y Félix Verdejo ante el ex campeón mundial costarricense, Bryan Vázquez serán un respaldo de lujo por todo lo que determinarán sus victorias y la forma en que las consigan.

Para López, Stevenson y Verdejo no solo hay una obligación de ganar, también están obligados a hacerlo con autoridad.

El camino que después seguirán, en caso se confirme su favoritismo, no será necesariamente parecido, pero en los tres casos hay un componente en común: se pondrán a tiro de una pelea de título aún durante el presente 2019.

El fenómeno Teófimo a las Grandes Ligas

A sus 21 años, Teófimo López ha encantado con su boxeo. Este hijo de hondureños nacido en Nueva York, tiene todos aquellos atributos propios de un futuro campeón, además de una personalidad que no deja a nadie indiferente. Tras una promisoria carrera amateur (170-20), ‘Guantes de Oro’ en el 2015 y una participación olímpica representando a Honduras en Río 2016, Teofimo debutó en el profesionalismo bajo la dirección de Top Rank en noviembre de 2016.

Desde entonces se mantiene en trayectoria ascendente, está invicto con una racha de 12 victorias y 10 KOs, en batallas donde siempre, inevitablemente, lo tuvieron de dominador absoluto.

Transformado, además, en un acróbata a través del salto mortal con el que celebra sus victorias, junto a un lenguaje agresivo y desafiante en su manejo de la comunicación en el ring, López parece listo para patear la mesa del primer nivel.

Este aspirante a campeón ligero, ya quiere títulos y para ello ha elegido como objetivo principal, su propio compañero de promotora, el ucraniano Vasiliy Lomachenko. Esa posibilidad de enfrentarlo la ha explotado con mucha habilidad para promocionarse, al punto que es de esperar que luego de este combate del MSG, lo veamos en una pelea de título o a lo sumo en una eliminatoria.

La posibilidad sería el monarca FIB, Richard Comey. Si lo despoja de ese cinturón, llegaría al final del año en igualdad de condiciones para celebrar una mega pelea contra Lomachenko que incluso podría ser un PPV. Es que TopRank esté trabajando seriamente sobre ese posible plan.

Por lo pronto, López debería despachar sin problemas a Edis Tatli, un finlandés nacido en Kosovo que ha ganado dos veces el título de campeón de Europa de peso ligero y fue contendiente al título de ligero de la AMB en 2014 cayendo por decisión dividida ante el cubano Richar Abril.

Tatli es un púgil de postura defensiva, se cierra bien arriba, de buen cuerpeo y que se maneja habitualmente en retroceso, marcando la distancia con el jab y buscado golpear de sorpresa con golpes largos. No es rápido, parece ser un buen asimilador y tiene experiencia. De todas formas, la explosividad y poder de López parecen demasiado. Teófimo debería ganar por KO en cualquier momento de la pelea.

play
1:24

La zurda demoledora del hondureño Teófimo López... ¡Parece Pernell Whitaker!

Dos golpes bastaron para que en el séptimo asalto Teófimo López enviara directo a la lona al mexicano Magdaleno.

Shakur, la otra maravilla de Top Rank

El zurdo, también ex olímpico y en su caso medallista de plata en Río 2016, parece destinado a grandes cosas en el boxeo profesional de más alto nivel. A su carrera profesional invicta en diez salidas al ring, con seis KOs, suma un boxeo de alto nivel técnico y una evolución fácilmente perceptible y que mejora pelea tras pelea.

Shakur es un púgil rápido, de alto volumen de golpeo, con la misma efectividad y precisión en las dos manos y que como característica muy propia del campo aficionado, utiliza todo el cuadrilátero para sus desplazamientos. Tanto los ofensivos como los defensivos.

Tiene variación de herramientas ofensivas y ello le permite destruir a sus rivales a quienes se les hace difícil cerrarles los caminos a sus impactos, especialmente los ganchos por afuera.

Christopher Díaz será una prueba mayor. El puertorriqueño es un rival consolidado, fuerte, agresivo y peligroso cuando lo dejan pelear adentro y le aceptan el intercambio. Pitufo tiene poco movimiento de piernas, su boxeo es de choque frontal y cuando ello ocurre utiliza las dos manos con mucha efectividad para golpear en el medio o en la zona alta.

La batalla de Shakur y Pitufo será un claro choque de estilos y para colmo, de guardias cruzadas, lo que plantea una preocupación adicional para ambos. Stevenson sube como favorito por lo que representa, no obstante, esta pelea para él es una prueba en todos los sentidos y nunca debe descartarse una sorpresa.

El momento crucial para Félix Verdejo

Para el Diamante puertorriqueño ha llegado el momento de la verdad y sube al ring a jugarse el futuro. Literalmente no hay otra definición para su pelea ante Bryan Vázquez. Debe ganar, debe hacerlo por KO y al final del combate tiene que quedar muy claro que su victoria fue un golpe de autoridad o un mensaje de que sus condiciones nunca mintieron. Eso es lo que Verdejo necesita que ocurra, pero siempre cabe aquello... “del dicho al hecho, hay un gran trecho…”.

El boricua, que como promesa ha sido una de las más largas expectativas en la historia del boxeo reciente, es antes de su pelea del sábado un enorme signo de interrogación. Verdejo ha fallado en la concentración, no ha tenido balance profesional fuera del ring y ha mostrado fragilidad emocional en el cuadrilátero. Es posible que haya sido mal conducido desde la esquina o que haya sido un error el camino trazado para llevarlo a los primeros planos. Es posible que sí o es posible que no, pero el tema hoy es el futuro y esta pelea será tomada como un nuevo comienzo donde no está permitido fallar.

Tiene una nueva esquina ahora con Evangelista Cotto dirigiendo su preparación, ha cambiado su acondicionamiento físico y se ve más fuerte, algo que necesariamente sugiere también que habrá un cambio en su actitud (más agresiva) y eventualmente en su plan de pelea.

A su frente tendrá un rival experiente como Bryan Vázquez, que ha dicho estar dispuesto a aprovechar esta oportunidad y que será un buen examinador para Verdejo. El boricua es favorito, aunque la urgencia podría jugarle en contra. Si logra vencer a Vázquez, se habla de una pelea con el cubano Yuriorkys Gamboa, aunque es de esperar que luego del sábado, también la meta sea pelear por un título.

Para Verdejo terminaron las pruebas, ahora es boxear en serio.