<
>

El Atlético de Madrid quiere olvidar sus penas ante la Juventus

Cristiano Ronaldo y la Juve reciben a unos rivales conocidos. (Photo by Nicola Campo/LightRocket via Getty Images

Partido trampa para abrir boca en la Champions League entre el Atlético de Madrid y la Juventus. Dos equipos que nos brindaron un grato espectáculo en los octavos de final de último torneo continental y que vienen de un fin de semana con sobresaltos.

Quizás más gordo fue el accidente del Atlético de Madrid.

Los de Diego "El Cholo" Simeone no se imaginaron jamás que tras tres victorias al hilo para arrancar la temporada hincarían la rodilla ante la Real Sociedad tras el parón FIFA. El equipo estuvo irreconocible, fuera de foco, y el equipo de Imanol Alguacil le superó prácticamente en todo.

Simeone sabe que tiene entre mano a la mejor plantilla de la historia del club colchonero, pero las dudas parecen atormentarle. Siendo infiel a sus principios, el técnico argentino se plantó en el nuevo estadio de la Real con sólo dos delanteros de pura cepa, Koke y Saúl. Por las bandas dio vuelo a Lemar y Vitolo, y en punta dejó a Joao Félix y Diego Costa. Un esquema que desprotegía la principal zona de acción del club colchonero, el centro del campo, y ponía en bandeja el balón a un equipo Txuri Urdin que se armó con Zubeldía, Merino, Portu y Odegaard, todos ellos jugones de los que no tienen miedo a buscar el contacto con el esférico.

El 2-0 fue un baño de agua fría para la afición, que estaba prendada del arranque de campaña de un equipo que este verano ha tenido que recomponer a su defensa titular prácticamente al completo, a su armador de juego y a su delantero y gran estrella. El equipo vasco volvió a poner los pies en el suelo a los rojiblancos, y Simeone seguramente haya revisado una y mil veces los errores cometidos para preparar a conciencia el partido del miércoles ante la Juve.

Los de Maurizio Sarri tuvieron también un tropiezo el fin de semana, pero de menor magnitud. La Vecchia Signora no pasó del empate ante una sorpresiva Fiorentina, que demostró una intensidad inusitada al enfrentar al actual campeón de la Serie A.

Sarri sigue en su cruzada por encontrar el equipo ideal con el cual competir esta temporada, siendo esa quizás la mejor noticia para el Atlético de Madrid.

Más allá de la derrota del fin de semana, los colchoneros saben perfectamente a lo que saben, por lo que enfrentar a un rival de la jerarquía de la Juventus tras ese descalabro sea quizás lo mejor que le podía ocurrir al conjunto español. Para este tipo de partidos sobra la concentración y no hay excusas que valgan: el equipo debe reiniciarse e intentar como sea llevarse la victoria en su feudo en este arranque de la Champions League.

Para ello Simeone deberá buscar la claridad de ideas que le permita recuperar su esencia. Héctor Herrera, que todavía no ha contado con un sólo minuto en lo que va de campeonato, sería una buena opción para formar el trivote en el mediocampo, pero el argentino contará también con el recuperado Thomas Partey y con Marcos Llorente.

En el otro lado de la cancha, espera Cristiano Ronaldo, a quien Simeone definió como un "animal del gol" en la rueda de prensa previa al encuentro. Lo tiene claro el entrenador y está sobre aviso. El portugués llegará con mucha hambre al encuentro, por lo que el Atlético de Madrid deberá poner los cinco sentidos desde el minuto uno.