<
>

Alex Morgan cuestiona doble moral contra mujeres

play
Mundial Femenil: Revive la angustiosa clasificación de USA a la Final (1:08)

No te pierdas, en versión lego, los mejores momentos de la semifinal ante Inglaterra, con golazos de Christen Press y Alex Morgan, quien estaba de cumpleaños. (1:08)

LYON, Francia -- Alex Morgan devolvió el golpe a los críticos de su celebración del gol ante Inglaterra en la semifinal de la Copa del Mundo, diciendo que la controversia es una prueba de un doble estándar para las atletas.

Después de que Morgan anotó lo que terminó por ser el gol decisivo en una victoria por 2-1 contra Inglaterra el martes, corrió hacia una bandera de esquina e imitó beber una taza de té.

En declaraciones a los medios de comunicación el viernes, Morgan dijo que la celebración fue en parte un homenaje a la actriz inglesa Sophie Turner. La ex estrella de "Game of Thrones" es conocida por las historias de Instagram en las que ofrece opiniones o comentarios sobre eventos actuales y se despide con la frase "Y ese es el té", antes de tomar una taza.

Como Morgan también dijo inmediatamente después del juego del martes, ella reiteró el viernes que la celebración consistía en contar una historia; en este caso, el equipo se llevó todo lo que tenía durante el torneo.

"Siento que hay algún tipo de doble estándar para las mujeres en los deportes", dijo Morgan, "para sentir que tenemos que ser humildes en nuestros éxitos y celebrar, pero no demasiado o de manera limitada. Vemos a los hombres celebrando por todo el mundo en grandes torneos, agarrando sus testículos o lo que sea. Y cuando miro tomar una taza de té, me sorprenden un poco las críticas".

Morgan también dijo que estaba decepcionada de que su ex compañera de equipo de NWSL, Lianne Sanderson, estuviera entre las que criticaban a la delantera estadounidense. Sanderson, una ex internacional de Inglaterra que trabaja para beIn Sports durante la Copa del Mundo, dijo que la celebración fue "desagradable".

En otras historias que involucran el tema actual del descontento inglés con el equipo estadounidense, la mediocampista de Estados Unidos Lindsey Horan dijo que se acercó a la capitana de Inglaterra Steph Houghton para disculparse por interrumpir involuntariamente una entrevista posterior al juego. Houghton interrumpió una entrevista con talkSport después de que se escuchara a Horan gritando felicitaciones a la arquera estadounidense Alyssa Naeher en el fondo.

Naeher salvó el penal de Houghton en el minuto 84 para preservar la ventaja estadounidense.

"No tenía ninguna intención de hacerlo", dijo Horan. "Obviamente, las emociones surgen después de un juego, y estaba tan emocionada por Alyssa. Fue la salvada más grande de su vida, y vi a [Naeher] hacer una entrevista, y quería animarla de nuevo. No tenía idea de qué estaba a mi alrededor, así que espero que Steph lo sepa".

A Morgan también se le preguntó sobre los planes del equipo para una visita a la Casa Blanca. En comentarios de meses atrás publicados durante la Copa del Mundo, Megan Rapinoe dijo que no visitaría la Casa Blanca si fuera invitada. Rapinoe agregó en una declaración posterior que alentaría a sus compañeras de equipo a "pensar mucho" sobre la aceptación de una invitación de la administración actual.

Morgan y Rapinoe son dos de los tres capitanas de los Estados Unidos, junto con Carli Lloyd.

"Creo que tomaremos esa decisión después de terminar el juego del domingo", dijo Morgan. "Creo que se ha hablado mucho prematuramente sobre la Casa Blanca y Trump, pero primero tenemos que hacer negocios. Pero [hasta donde vamos], creo que ustedes saben la respuesta a eso de todos modos".

Después de que se publicaron los comentarios de Rapinoe, el presidente Trump la criticó en una serie de tweets e invitó a todo el equipo, independientemente del resultado del torneo.

Estados Unidos intentarán ganar su cuarto título de la Copa Mundial cuando jueguen contra Holanda en la final del domingo.