<
>

Pese a goleada, reciben sin reproches a Guillermo Ochoa

play
A pesar de goleada, Memo el más buscado del Tri (0:34)

Los aficionados no abandonan al arquero mexicano a pesar del partido contra Argentina. (0:34)

MÉXICO -- Una de las puertas del aeropuerto de la Ciudad de México se abrió y de inmediato se asomó Guillermo Ochoa, el arquero que recibió los cuatro goles en el partido amistoso contra Argentina y está a punto de convertirse en el más goleado en la historia del Tricolor. "Ochoa, eres el mejor", fue el primer grito que se escuchó en el arribo del jugador del América.

Ochoa recibió cuatro tantos contra la albiceleste y fue uno de los señalados por la goleada en San Antonio, Texas. El guardameta regresó de Europa para jugar con las Águilas y desde entonces no ha podido ganar, suma dos empates y una derrota, además de la goleada ante el seleccionado argentino. Aún así no pierde su estatus de ídolo.

En la terminal aérea, todos los aficionados se arrojaron sobre el arquero y sus compañeros aprovecharon para escabullirse por los costados. Mientras a Ochoa le pedían fotos y autógrafos, Roberto Alvarado, del Cruz Azul, caminaba hacia el lado contrario, para pasar desapercibido. Ninguno de los seleccionados por Gerardo Martino habló.

"Una foto arquero", le pedían a Ochoa, quien ha recibido 118 goles en 106 partidos con la Selección Mexicana. "La firma", le solicitaban al jugador que regresó de Europa para defender el arco del América. "Gracias", fue lo único que atinó a decir el canterano azulcrema, antes de escaparse por una de las escaleras.