<
>

Del octágono al cuadrilátero: Caín Velásquez prueba la lucha libre

Antes de su debut como profesional en la lucha libre AAA, Caín Velásquez entrenó en el Pro Wrestling Revolution de Las Vegas. Marc Raimondi/ESPN

SAN JOSÉ, California - Caín Velásquez se inclina contra las cuerdas del cuadrilátero, dentro de un pequeño gimnasio de lucha, vestido con una camiseta de entrenamiento de la Arizona State University. Es la tercera camiseta que utiliza en esta práctica. Las dos primeras están empapadas de sudor.

El excampeón de los pesos completos de la UFC ha pasado un mes entrenando lucha libre en la Academia Pro Wrestling Revolution Training. Durante tres o cuatro ocasiones a la semana, con algunas sesiones de hasta cinco horas de duración, Velásquez está recibiendo un curso acelerado sobre una clase de lucha muy distinta a la disciplina con la cual se dio a conocer.

Velásquez está arrojando tendederos, golpeando a compañeros de entrenamiento y sometiéndose a las distintas rutinas en su preparación para su debut en la lucha profesional en el evento Triplemania de la empresa Lucha Libre Triple AAA Worldwide (AAA), a celebrarse el próximo 3 de agosto en Ciudad de México. Uno de los hombres más rudos del planeta se pondrá una máscara y actuará en un enfrentamiento múltiple dentro de la versión de lucha libre mexicana del conocido WrestleMania.

Todo indica que Velásquez está trabajando fuertemente mientras se divierte aprendiendo su nuevo oficio.

"Siempre me encantó la lucha libre mientras crecía, viéndola junto a mis padres, cuando era niño", comentó Velásquez a ESPN. "Viajábamos a México y me compraban los juguetes, máscaras, el cuadrilátero de madera hecho a mano... La lucha libre formó una parte importante de mi cultura cuando crecía".

Velásquez, de 37 años, ha querido dar el salto a la lucha libre profesional durante cierto tiempo. Quedó verdaderamente contagiado de la fiebre por la lucha cuando asistió al evento Elimination Chamber de la WWE en febrero de 2018 junto a su compañero Daniel Cormier, actual campeón defensor de los pesos pesados de la UFC y otros luchadores de la UFC. Ronda Rousey firmó su contrato con la WWE en pleno espectáculo y esa experiencia llevó a Velásquez, quien estaba presente junto a su esposa y sus dos hijos, de vuelta a su niñez.

"(El hecho de que) Caín está incursionando en la lucha libre profesional es toda una locura para mí", expresó Cormier. "Estoy muy contento por él. Asistimos a un evento el año pasado y vi a Caín realmente inmerso en el ambiente y cómo disfrutó de verdad de la lucha libre. Y el hecho de que pueda hacerlo en Ciudad de México... yo sé cuánto significa todo eso para él".

En julio de 2018, durante un receso obligado en la UFC tras sufrir una lesión, Velásquez pasó varios días en el Centro de Desempeño de la UFC en Orlando, Florida. Ese viaje le dio a Velásquez la oportunidad de evaluar si podía o no incursionar en el mundo de la lucha libre profesional y sus exigencias en lo físico. Velásquez se sometió a entrenamientos y rutinas, incluso saltando sobre la cuerda superior del cuadrilátero. Velásquez afirma haber recibido los mejores elogios y en ese momento entendió con certeza que la lucha libre profesional era algo que él ansiaba hacer.

Desde ese momento, era cuestión de concretarlo todo en el aspecto logístico. Cuando Velásquez firmó un nuevo contrato con la UFC a finales del año pasado, éste se aseguró de que el pacto le permitiera desempeñarse como luchador libre profesional. Su antiguo convenio contaba con una cláusula que le prohibía hacerlo.

En febrero pasado, Velásquez regresó a la UFC luego de más de dos años de ausencia, cayendo ante Francis Ngannou por la vía del nocaut en el primer asalto. El plan consistía en que Velásquez actuaría en la lucha libre poco después de ese combate; no obstante, se lesionó la rodilla izquierda en el enfrentamiento contra Ngannou. Velásquez afirma haberse desgarrado los ligamentos cruzado posterior y colateral tibial en la pelea; no obstante, declinó someterse a un procedimiento quirúrgico, prefiriendo descansar y rehabilitarse. En el mes de marzo, Velásquez compareció en una rueda de prensa en la cual anunció que había firmado con AAA, una de las dos principales promotoras de lucha libre profesional en México.


DURANTE SUS ENTRENAMIENTOS DE LUCHA LIBRE, Velásquez utiliza una rodillera de plástico de gran tamaño en su rodilla izquierda. Afirma hacerlo como precaución y que su rodilla se siente fuerte.

"Justo después de la pelea (contra Ngannou), pude sentir lo mal que estaba en ese entonces", dice Velásquez. "Pensé: 'Santo Dios. Era difícil poner mis piernas en ciertas posturas. (Luego) comenzó (a regresar la sensación), comenzó a mejorar... He podido entrenar (artes marciales mixtas), en (la American Kickboxing Academy) y aquí".

Mientras se mueve por el cuadrilátero, Velásquez no parece darle cuidados especiales a su pierna: es capaz de alzar con facilidad a compañeros de entrenamiento que pesan más de 300 libras con facilidad. Con los planes de expansión de AAA dentro del mercado de Estados Unidos previstos para este otoño, incluyendo espectáculos en el Madison Square Garden de Nueva York y el Forum de Los Ángeles, Velásquez desea estar listo para disputar un combate en ambos programas.

Si bien la lucha libre será la prioridad de Velásquez durante los próximos meses, no está retirado de las artes marciales mixtas. Velásquez afirma que tiene planes de continuar su carrera con la UFC y no descarta un regreso a las peleas con esa promotora antes de finalizar el año 2019. Por los momentos, está trabajando con otros peleadores en la American Kickboxing Academy, entre sus sesiones de entrenamiento de lucha libre.

Eso tampoco implica que la lucha libre mexicana represente para él una incursión temporal. Velásquez la considera una carrera paralela a las artes marciales mixtas, de hecho. Potencialmente, piensa que se trata de algo que podría hacer durante largo tiempo después de la conclusión de su carrera en las peleas de la UFC. Sus entrenamientos son hechos con la seriedad que esas aspiraciones ameritan.

"Este podría ser mi futuro", dice Velásquez. "En todo lo que intento hacer, trato de ser el mejor. Soy sumamente competitivo en ese sentido. Me partiré el lomo para dominar cada movimiento y también poder hacer cada movimiento de forma convincente... Querría hacerme con un cinturón negro en la lucha libre, si entregaran cinturones. Ese es mi objetivo: convertirme en el mejor luchador posible".

No es nada nuevo ver a peleadores de artes marciales mixtas incursionar en la lucha libre profesional y viceversa. Kem Shamrock, miembro del Salón de la Fama de la UFC fue durante largo tiempo luchador libre profesional en los circuitos de la WWE y en Japón. Más recientemente, Ronda Rousey, una de las mayores estrellas de la UFC, abandonó la promotora y cosechó una carrera importante dentro de la WWE. Brock Lesnar es excampeón de los pesos completos en la UFC y actualmente ostenta el campeonato Universal de la WWE.

"Caín es un atleta fenomenal y creo que le irá fantásticamente", dice Cormier. "Él se ha (zambullido) de cabeza, primero, aprendiendo cómo luchar. Nunca ha tomado el camino fácil en su vida y esa es la mentalidad que ha asumido a la hora de aprender lucha libre profesional. Está totalmente involucrado. Me siento sumamente emocionado por él".

Las artes marciales mixtas y la lucha libre profesional comparten muchas similitudes en cuanto a herramientas valiosas, incluyendo los antecedentes en lucha libre amateur y artes marciales mixtas que Velásquez tiene para ofrecer. Los deportes de combate han adoptado durante mucho tiempo las promociones excéntricas que se remontan a la fundación de la lucha libre profesional, similar a cómo Muhammad Ali fue inspirado por el luchador profesional Gorgeous George en la década de 1960.

Por eso, es irónico que Velásquez nunca ha sido esa clase de promotor de sus peleas. Casi nunca se ha expresado públicamente de forma negativa con respecto a un rival, incluso en los días previos a una pelea.

"Yo tengo una mentalidad diferente en lo que respecta a las artes marciales mixtas", expresa Velásquez. "Nada de juegos, todo es jo---- negocio. Por eso, jamás he hecho algo así".

Ciertamente, Velásquez es un atleta increíble; pero es su mentalidad lo que hace que Vinnie Massaro, veterano del programa de televisión Lucha Underground y quien ha estado entrenando luchadores durante 15 años, crea que Velásquez pueda convertirse en "uno de los mejores luchadores profesionales del mundo". Massaro afirma que Velásquez no sólo está allí para aprender algunos movimientos que se vean bien en el cuadrilátero para después abandonar la disciplina. Su deseo es aprender la sicología detrás de la lucha libre profesional, las razones por las cuales los luchadores hacen ciertas cosas en el ring.

"Es amante de la lucha libre profesional, lo que significa que desea aprender sobre la lucha libre profesional y su variante mexicana", asegura Massaro, quien actualmente trabaja con Velásquez en la escuela Pro Wrestling Revolution. "Creo que ese es el elemento importante. Puedo hacer que cualquier tipo que practica artes marciales mixtas incursione en la lucha libre profesional, pero si éste no quiere aprender, entonces es imposible. Es una pérdida de tiempo... la principal razón por la cual pienso que él puede ser grandioso es que él es muy bueno aceptando las críticas constructivas y es muy adepto a aprender cosas nuevas y cuenta con capacidad de adaptarse a ellas".

Velásquez indica que las artes marciales mixtas y la lucha libre profesional difieren en varios elementos clave.

"En la UFC, uno hace combinaciones", expresa Velásquez. "Uno intenta ser lo más ofensivo posible, sofocarlos, no darles ningún espacio. Simplemente trato de jo-----. Y en (la lucha libre profesional), uno hace un movimiento y te pones a celebrar. Es similar al fútbol americano. Uno hace un movimiento, lo celebra: '¡Vamos, sí!' Uno vuelve, hace otro movimiento, lo celebra. Cada movimiento tiene un gran significado allí".

play
1:36

Satisface a Psycho Clown luchar con Caín Velásquez

'El Psicópata del Ring' habló de lo que significa compartir el encordado con el ex campeón de UFC, en la próxima Triplemanía XXVII.

Velásquez entrará al cuadrilátero en la Arena Ciudad de México, frente a más de 10,000 personas en cuestión de días y no se puede dar el lujo de perder tiempo. Massaro dice que se ha concentrado principalmente en entrenar a Velásquez para su debut: un combate entre dos equipos con seis luchadores en total, en la cual Velásquez unirá fuerzas con Psycho Clown y Cody Rhodes para enfrentarse a Texano Jr., Black Taurus y un participante misterioso.

Velásquez invitó a Psycho Clown a ir a San José para entrenar con él y se ha mantenido en contacto con Rhodes. Durante el último mes, se han enviado varios videos de las sesiones de entrenamiento de Velásquez al legendario luchador Konnan, quien actualmente es oficial de la AAA encargado tras bastidores de ayudar a conformar la forma de ejecución del combate.

Si bien el lado físico de los preparativos ha transcurrido sin inconvenientes, Velásquez tiene que trabajar un poco más en el aspecto de su personaje en la lucha libre, aunque también está recibiendo amplia asesoría en ese tema por parte de Massaro.

Más que nada, Massaro desea que Velásquez sea él mismo "multiplicado por 100".

"No estoy diciendo que salga y sea Conor McGregor, todo arrogante, porque él no es así", afirma Massaro. "Porque él no es así. No quiero nada forzado, porque la gente lo podrá percibir. Sólo deseo que sea él mismo".


¿PODRÁ VELÁSQUEZ, EL primer campeón de origen mexicano-estadounidense de los pesos completos en deportes de combate, ser la próxima gran figura de la lucha libre? Si bien la lucha libre sigue siendo muy popular en México hoy en día, siendo AAA y su compañía rival CMLL las líderes en este evento, no existen en la actualidad estrellas importantes que hayan dado el salto hasta convertirse en figuras populares al mismo nivel de El Santo o Blue Demon.

El Santo, legendario luchador de los años 1940 y 1950, sigue siendo una de las figuras más reconocibles y simbólicas de la historia deportiva de ese país. Protagonizó más de 50 películas usando su máscara y traje completo de luchador y causó tanto impacto que fue exaltado al Salón de la Fama de la WWE en 2018 por sus aportes a la lucha libre profesional. Blue Demon fue su principal rival, un villano (o rudo) que después se pasó al lado bueno (o técnico).

Con la popularidad y estatus de Velásquez entre los aficionados mexicanos, éste cuenta con el potencial para llenar ese vacío y causar una repercusión sustancial.

"Ellos (los aficionados mexicanos) saben apreciar a un intérprete", afirma el cineasta Ian Markiewicz, quien dirigió y editó el documental "Lucha México", estrenado en 2016. "Si sale al cuadrilátero y escenifica un verdadero espectáculo, creo que podría convertirse en una atracción importante. A veces, cuando vemos luchadores que provienen de la UFC o algo similar, realmente no sientes que aportan el aspecto interpretativo que es característico en la lucha libre y que es increíblemente importante para definir si terminan siendo del agrado de los aficionados o no".

La lucha libre profesional dio el salto de Estados Unidos a México a finales del siglo XIX y verdaderamente comenzó a despegar en la década de 1930. La lucha libre ha crecido al punto de convertirse en un elemento representativo de la cultura mexicana.

"Estas personas hicieron algo extraordinario y se convirtió en toda una forma de entretenimiento", dice Markiewicz. "Creo que lo llevaron a ese nivel, al menos de la forma cómo siempre lo he percibido, ya que eran nuestros chicos locales; sin embargo, trascendieron más allá de ello. Estos son nuestros héroes. Eran su Batman y Superman... El Santo y Blue Demon, eso fueron para ellos".

La WWE en Estados Unidos es una compañía valorada en miles de millones de dólares, con amplia presencia en redes sociales y lucrativos contratos de derechos televisivos que hacen que su difusión alcance todos los rincones del mundo. No obstante, Markiewicz afirmó que la lucha libre profesional no ha "penetrado la cultura" estadounidense como sí lo ha hecho en México.

"Cuando estás en México, ves que la máscara de luchador es este ícono que tienen en todas partes", dice Markiewicz. "No importa a dónde vayas. Entras a (las tiendas), puedes ver pasteles de cumpleaños con decoración de lucha libre. Acudes a cualquier evento deportivo, no importa la disciplina, verás gente con máscaras de lucha libre".

Velásquez menciona a El Santo, al Hijo del Santo, Blue Demon y Mil Máscaras entre sus héroes de la niñez. Otro luchador que realmente dejó una marca en Velásquez fue Octagón, poseedor de un legítimo cinturón negro en karate y lanzaba strikes impresionantes.

Esa conexión con su juventud y herencia fue una de las razones principales por las cuales Velásquez, nacido en Estados Unidos de padres inmigrantes de origen mexicano, afirma haber decidido firmar con AAA. Aunque Velásquez expresa que también se le habría permitido participar en la WWE bajo los términos de su actual convenio con la UFC, éste sintió una conexión con el estilo "más acrobático" de la lucha libre, que veía y disfrutaba mientras crecía.

Adicionalmente, la presentación es algo muy importante en la lucha libre. Mientras evade cualquier pregunta con respecto a cómo se vestirá en el ring, Velásquez dice que usará una máscara nueva y única para Triplemania (al igual que un luchador tradicional), aunque no ha decidido aún si se la quitará antes de combatir. Entretanto, mantendrá en secreto el resto de su vestimenta.

"Será algo muy familiar para la gente, pero también será algo nuevo", dice Velásquez. "Será algo familiar como diciendo: 'Salgo a pelear, esto es lo que suelo vestir. Aunque también tendrá algo nuevo, para fusionar un poco de la personalidad del luchador y las artes marciales mixtas".

Aún es difícil saber cómo podrá combinar su carrera en las artes marciales mixtas con sus nuevos sueños en la lucha libre en los años por venir; pero es claro que todo lo hecho por Velásquez hasta ahora parece demostrar que quiere mantenerse en ambas disciplinas por largo tiempo.

"Participaré en más (eventos de lucha libre profesional)", dice Velásquez. "Nuevamente, solo deseo seguir mejorando. Siento que tengo mucho potencial en esto. Ahora que lo he estado haciendo y entiendo bien cuánto puedo aprender y lo mejor que puedo llegar a ser, hombre, es algo divertido. Sí, ca----, quiero seguir haciéndolo".

Eric Gómez, corresponsal de ESPN.com en México, contribuyó a este reportaje.